domingo, 25 de julio de 2010

PRACTICAR EN LOS DOCE TONOS




















Uno de los ejercicios más habituales del músico de jazz consiste en practicar diferentes contenidos en los doce tonos. Proceder de esta manera permite interiorizar aquello que ese está transportando a las doce tonalidades de una manera mucho más sólida (frases, acordes, escalas, canciones, solos, etc.), profundizando en el conocimiento del instrumento, explorando todas las posiciones y digitaciones en que una idea musical se puede ejecutar. Al actuar de esta forma se gana en velocidad de reacción, los materiales con que se trabaja se vuelven más flexibles lo que a su vez permite una mayor facilidad a la hora de manipularlos. Inicialmente puede parecer un ejercicio muy duro, pero poco a poco por su propia inercia se va volviendo más fácil.

El capítulo cuatro, Getting Your Vocabulary Straight, del excelente libro Thinking in Jazz de Paul F. Berliner contiene numerosos testimonios de conocidos músicos de jazz en los que narran como ésta era una práctica importante en su periodo de formación.

A continuación aparece el solo de Grant Green en Cool Blues, el cual encontrarán transportado a cuatro tonalidades a través del ciclo de quintas. El ejercicio se debe completar investigando las restantes. La tablatura indica una posible digitación, aunque vale la pena explorar otras. En algunos casos hay que cambiar la octava de un pasaje para adaptarlo a la nueva tonalidad.

El software Amazing Slow Downer resulta muy útil en este contexto, ya que permite modular todo el solo a diferentes tonalidades y de esa manera practicarlo con la versión original.



















Cool Blues TAB Bb

Cool Blues TAB Eb

Cool Blues TAB Ab

Cool Blues TAB Db

1 comentario: